viernes, 6 de junio de 2008

Campo de batalla

Cuando asumió Néstor Kirchner, aquel 25 de mayo de 2003, influenciado por lo que venía sucediendo en otros países del Cono Sur, primero en Venezuela con Hugo Chávez y la implantación de la República Bolivariana, y luego en Brasil con la llegada a la jefatura del Estado del Partido de los Trabajadores comandado por Luís Ignacio Lula Da Silva, sumado esto a la incansable resistencia de Cuba, se empezaba a poner fin a las políticas neoliberales, claramente antipopulares, llevadas a cabo por gobiernos que habían surgido de la voluntad popular, en pleno ejercicio democrático.
Durante el mandato del actual titular del Partido Justicialista, al principio hubo mucho ruido, tuvo aciertos y desaciertos, y entre las cosas importantes para el bien común que se realizaron y siguen vigentes, se destacan; desde la defensa inquebrantable de los Derechos Humanos, a través de la reanudación de los juicios a los represores de la última dictadura militar, posibilitada por la renovación de la Corte Suprema de Justicia, integrada ahora por jueces idóneos y de indubitable honestidad y transparencia en el desarrollo de sus funciones, hasta un mejoramiento de la economía, crecimiento de la industria y del empleo, y baja de la pobreza, sin desmerecer, el hecho de acompañar y estar a la par de nuestros vecinos del sur, dejando acatar sagradamente de organismos como los imperativos del FMI y el Banco Mundial en relación con lo que pedían los Estados Unidos y la Unión Europea.
Sin embargo, no existía una alternativa seria, en ninguna dirección. Además del fenómeno Blumberg, no pasaba nada. No había señales sobre el tan mentado nuevo modelo de país explícito en la retórica K, y en los medios comunicacionales y en las calles no se hablaba tanto de política, no había grandes debates. Todos hacían la plancha, tanto el oficialismo como la oposición.
Hoy, en cambio, sí hay debate, hay política en estado efervescente. Es cierto, este conflicto con el campo es agotador, ya insoportable, damnifica a los mismos de siempre, o sea, a los pobres, a los que no saben cómo hacer para llegar a fin de mes, provocando desabastecimiento de productos esenciales para la canasta familiar y su consecuente aumento de precios. Empero, es bueno que se discuta hasta el cansancio sobre qué es lo que queremos como sociedad, como nación. Por eso, vemos que se está escribiendo mucho y se habla más todavía. Los blogs y los foros de los periódicos en Internet son las vedettes del nuevo escenario nacional que, a diferencia de los que creen algunos, no comenzó el 10 de marzo (fecha de su formalización), sino el 28 de octubre del año pasado. Estamos en presencia de un nuevo movimiento político y social que se viene gestando - ya desde el triunfo en los últimos comicios presidenciales de la entonces senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández, y el retorno de ciertas posturas gorilas por parte de la líder de la fuerza política nacional que obtuvo el segundo lugar y por algunos sectores medios de la población que no ven con buenos ojos el ascenso de los eternos marginados ni su participación en la escena pública- y que se concretó hace casi tres meses atrás, sin aún llegar a conformarse en un partido orgánico.
Pensándose en relación a las clásicas dicotomías, federalismo- unitarismo; civilización- barbarie; peronismo- antiperonismo, esta nueva- vieja derecha [Nota: por una parte, decimos nueva en cuanto a su forma, composición y relato discursivo, puesto que apela a un pastiche de ideas y simbolismos que van desde un vago federalismo, que en realidad es asimilable a las posturas separatistas del conservadurismo boliviano, pasando por la participación activa de miembros de las clases medias urbanas y rurales, hasta el llamado a la redistribución y democratización de las riquezas. Y vieja, debido a que sigue proclamando, desde las clases tradicionales dominantes locales asociadas con el capital transnacional(siempre actuando desde la oscuridad) en las palabras de sus voceros mediáticos, la restricción y limitación de la actividad estatal en beneficio del bienestar general, privilegiando y garantizando los intereses de las minorías que detentan el poder real]- integrada, entre otros, por la Coalición Cívica, lo que queda de la Unión Cívica Radical, el macrismo, el duhaldismo, el menemismo, los Rodríguez Saa, el cazamaestros Jorge Sobisch, las cuatro mega entidades agropecuarias, el falso ingeniero Juan Carlos Blumberg, el “menem rubio” Carlos Reutemann, el gobernador delasotista de la provincia de Córdoba Juan Schiaretti, los neo golpistas encabezados por la boina verde Cecilia Pando, continúan las firmas,- quiere conseguir lo que no pudo lograr en las urnas y como carece de paciencia y voluntad para el diálogo (lo que implica escuchar y tolerar voces que no les sean afines y por lo tanto, que no respondan sumisamente ante cada uno de sus caprichos y quejas infundadas), no quiere esperar para competir digna y lícitamente en las próximas elecciones legislativas del 2009. Por ende, está estorbando y empeorando la calidad institucional, con frases como “los Kirchners quieren sangre”, “Kirchner es como Hitler pero sin campos de concentración”, “hay que ganar o ganar”. Los dichos de Elisa Carrió, Eduardo Buzzi y Alfredo de Angeli son los más altisonantes y no parecen buscar el diálogo, la resolución del conflicto. Desde su beligerancia nos retrotraen a las peores épocas de nuestra historia.
Por el bien de la democracia y del Estado de derecho, dichos representantes del neo conservadurismo, deberían aflojar un poco en sus reclamos angurrientos y reflexionar sobre el caudal político y social que han ido recolectando durante estos últimos tiempos. Es innegable que su imagen se ha ido fortificando, por vía de la acción de los grandes medios de comunicación, tomándolos como héroes nacionales. No obstante, su fuerza debería valerse a partir de sus propias construcciones, no en base a debilitar a un gobierno que hace apenas un semestre que está ejerciendo su mandato. Se les pide honestamente que ayuden a la convivencia pacífica, que protesten dentro del marco legal. Respeten las normas, porque no la están pasando tan mal.
No estamos en medio del caos, de una guerra civil, como algunos interesadamente sostienen. Las instituciones funcionan, la economía sigue creciendo, continúa el boom de la construcción, los capitales siguen ingresando al país. El 2001 está muy lejos, pero todavía quedan muchas cuentas pendientes, hay más del 20 % de pobreza y la desocupación y subocupación siguen preocupando. Falta rever seriamente el tema de las privatizaciones de los servicios públicos y de los recursos naturales. Seguimos bregando por una reforma fiscal que afecte a los opulentos para repartir las riquezas y terminar con las iniquidades.
Para concluir, sólo quiero decir una cosita. En vísperas del día del periodista (7 de junio en honor a nuestro primer gran investigador y uno de los hacedores de la gesta revolucionaria del mayo argentino, Mariano Moreno) desde la práctica en la prensa, los comunicadores tendrían que actuar con mayor sinceridad y dejar de repetir acríticamente lo que sus jefes les indican. Por dar un caso reciente, ¿por qué, continuando con el problema rural, se habla ahora de piquetes de transportistas y no de camioneros?, ¿será porque ya no están alineados con el gobierno nacional? Queda mejor decir transportistas que camioneros, esto último suena despectivo, en cambio lo primero da civilizado. Los medios son responsables de la información que dan, cómo la presentan, y lo que dejan afuera. Son formadores de opinión. No son neutrales y siempre quieren imponer una perspectiva unilateral a toda la sociedad, algo que a veces logran y otras no. Los periodistas no son ajenos a esto, y están permanentemente jugando su partido, debatiéndose entre ser fieles a sus propias convicciones o subordinarse al pedido de los propietarios de las comunicaciones. No son todos iguales, hay de todo. Por suerte, el mensaje no es uno solo, hay que saber buscar. Hay muchas voces que hay que escuchar para entender que la realidad no se divide entre buenos y malos, entre lindos y feos, y que los valores cambian como las personas mismas.
Estuvimos hablando sobre la nueva derecha. ¿Y la izquierda? Para otro capítulo, hay mucha tela para cortar allí, y más que de una tendríamos que referirnos a varias. Hasta la próxima entrega.
Por Mauro Reynaldi

5 comentarios:

eduardo dijo...

No había tenido oportunidad de leerte,hace poco que soy adicto a este medio .Hoy entendí el enorme poder de los medios ,en una reunón de laburantes calificados(APMs),se presentó la discusión entre dos compañeros.Uno de ellos comentó positivamente la decisión de la presidenta sobre las retenciones y el plan social.El otro reaccionó como biolcati,pero con 100000 DÓLARES menos,y le dijo esta h. de p.quiere hacer beneficiencia con la guita nuestra.Un rata ,como yo, que internalizó el "todos somos el campo".En otro blog expuse con demasiada educación ,una posición afín con los derechos de exportación móviles.
Un señor con tufillo a izquierda sui generis me dijo :vos debes ser un ñoqui que se dedica a bancar al gobierno en los blogs Y QUE PAGAMOS TODOS...
Estamos "al horno ".No por el clima de conmoción ,sino por el lavado y planchado de cerebros de la "prensa libre".
Anoche en la tv -cable -había 3 programas políticos con toda la fauna del lock out.
despues la SIP SE QUEJA :DE QUE ??? GRACIAS POR TU TIEMPO

Al centro y adentro dijo...

Muchas gracias a vos Eduardo por comunicarte. Desde este espacio promovemos el intercambio de opiniones y planteamos análisis despojados de las dualidades bueno- malo, oficalista- opositor, que lo único que hacen es favorecer a los tercos de siempre que defenestran la política y el debate de ideas, y se quejan todo el tiempo de todo, ya que para ellos cuanto peor estemos es mejor, según esta visión no hay que creer en nadie porque todos mienten y roban, cosa que nosotros no vemos así.

longge dijo...

Before purchasing Ed Hardy Clothes , read the merchant’s replace policy. One marker that you are looking for a brace of Ed enduring jeans, hardy shirts definitely has you sheltered all around rocker clothing. You can buy hardy shirts online. There you can get not only ED Hardy Shoes .
The Breitling Bentley program alternates the Superocean movement's components in two phases. The first Chronomat B01 is fully automated and conducted exclusively by precise robotic arms. This ensures a better quality product as these Chronomat Evolution machines have greater precision than a human hand.
scarpe Hogan are very lightweight, the leather upper is very soft and comfort. hogan donna wedge with side arch wedge adds comfort and foot support. Rubber outsole with Hogan scarpe uomo flex grooves offers easy flexing. Hogan uomo have the maximum performance and are very strong.

123 dijo...

http://chanelwallet.weebly.com/chanel-handbags.html
http://chanelbags7890.weebly.com/chanel7890.html
http://chanel3211.weebly.com/chanel3211.html
http://chanel456.weebly.com/chanel456.html
http://pulse.yahoo.com/_WC6BEVASFASBQE6IQTWBZNYRYM/blog/
http://pulse.yahoo.com/_WMLYB7DBPWE4GRTIPLNJ37XBRU/blog/
http://pulse.yahoo.com/_24S7QA6ESLA2HTMFP5Q47TQN3U/blog/
http://pulse.yahoo.com/_7IZRMERTIIDWEI2ZJC7N5DKYQY/blog/
http://pulse.yahoo.com/_YK2PV73QWAEL6EHOHM2LR7JKYM/blog/
http://pulse.yahoo.com/_C7F7AIC4CYQUECZS44N7RPXEDY/blog/

文章 dijo...

餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿