jueves, 23 de octubre de 2008

A llorarle al Mercado

Con las cosas importantes no se juega. Que las jubilaciones vuelvan al Estado es un verdadero progreso hacia la revalorización de lo público como patrimonio inviolable de la democracia, que tiene que ser justa y equitativa, si no, volverá a ser una mera formalidad como lo fue durante el menemismo y la Alianza. Si la democracia no brinda el trabajo, la salud y la educación para todos, digámoslo de una vez para siempre, no sirve para nada. Quedó demostrado, más claro échenle agua mineral, que la llamada democracia de Mercado fue el hurto de la propiedad colectiva. El neoliberalismo aquí y en el resto de Latinoamérica, se robó la propiedad pública, se afanó los logros alcanzados por la eterna lucha de los trabajadores y la gente más humilde, que carece de 4x4 para hacer cortes de ruta coquetos y poder para efectuar lockouts. En definitiva, las políticas neoliberales, aplicadas durante los años noventa por gobiernos de partidos populares, atacaron la propiedad privada de los menos pudientes (se quedaron con los pocos bienes que contaban los asalariados). ¡Vaya paradoja! ¿Dónde está el libre mercado, la sana competencia entre seres “iguales”?
Ahora, los gurües, cipayos del Imperio, que se quejan por el fin de las AFJP nos vienen a informar sollozadamente que los españoles entraron en crisis por la decisión de la presidenta. ¡Qué pena muchachos! Desde acá, les aconsejamos que vayan a rezar a la Iglesia, quizás algún día aparezca otro Menem y les devuelva el sueño de un futuro mejor asegurado en una isla paradisíaca, gracias a los aportes hechos a una de esas empresas privadas que tanto aman a nuestros abuelitos. Nunca es tarde, for ever young. Algún día acabarán con el comunismo kirchnerista, sigan implorando.

Por Mauro Reynaldi.

4 comentarios:

johnny monsanto dijo...

Estimado Mauro, veo que sigue aprovechando cualquier comentario sobre los mas diversos temas para tirarle algún palito al campo, que ciertamente fue uno de los sectores mas perjudicados durante los 90 que significaron dólar barato y en casi los 10 años magros precios internacionales, pero que sin embargo aprovechó ese tiempo de importaciones para adquirir tecnólogia de manera fenomenal, lo que hizo que se triplique las exportaciones del rubro. Ahora, pasando a su desmedido halago a la desición de nacionalizar los fondos de jubilaciones, le pregunto: No habian hace 8 meses abierto la posibilidad a pasarse a la jubilación de reparto?No cree que es un atropello a la voluntad del titular de esos fondos?No le voy a preguntar si no cree que ese dinero va a ir a pagar deuda el próximo año por que sería una necedad de mi parte atento a su tratamiento a otros temas anteriores por Ud abordados ( Valijagate, Crisis del campo, etc.). Su actividad periodística no tiene nada que envidiarle a la de Adrián Gonzalez de visión 7.
Saludos

el norte digital dijo...

buen post

lo subimos

Al centro y adentro dijo...

Johnny Monsanto. Disculpeme pero prefiero estar más próximo a Adrián González de visión 7 que a Luis Novaresio, Mariano Grondona, Jorge Lanata. La diferencia con todos estos es que a mi no me paga nadie. Y tanto Visión 7 como los mencionados comunicadores son oficialistas de un lado y de otro. También nos gustaría tener aunque sea un 10% de lo que ganan los sacrificados hombres rurales, quienes en el fondo, en su intimidad se mueren por volver a la política de los noventa. Les gusta el Estado únicamente cuando está para reparar sus pérdidas.
Saludos.
Mauro

johnny monsanto dijo...

Estimado mauro, el productor rural "gana" no por su trabajo, sino que tiene que verlo como una renta por su enorme capital que tiene invertido, en la mayoria de los casos herencias de generaciones anteriores que se sacrificaron por mantener el bien y que están contemplados sus derechos en el código civil, creo.Nada mas alejado de la realidad que el último parrafo de su comentario.
Saludos