viernes, 10 de octubre de 2008

Mejor analicen

Siempre se dijo que no es bueno hacer periodismo de periodistas; a lo cuál hay que sumarle que, si un comunicador pretende conseguir trabajo en un medio de comunicación, no está bien visto criticar (menos crónicamente) a los grandes imperios comunicacionales. Más cuando se manejan oligopólicamente las empresas y un multimedio es dueño de canales de televisión, diarios, radios, etc. Claro que desde que se alteró el panorama político mediante el conflicto rural, esos multimedios (por tener intereses concretos en el sector) jugaron a favor de los ruralistas devenidos ahora actores políticos de la República Argentina. Es entonces cuando algunos de los educados para participar del apasionante mundo de los medios decidimos omitir esta ley intrínseca del no meterse con las empresas y con los colegas para poder desasnar cuestiones a las que vemos evidentes y nos interesan remarcar. Este preámbulo sirve para aclarar el por qué tan seguidamente analizamos y criticamos el comportar de empresarios comunicacionales y sus discípulos.
Hoy el turno es para el collage informativo Crítica de la Argentina que siempre deja algo en el tintero (o para criticarle o por sus enredados análisis). El periódico tomó la costumbre amarillista de los títulos rimbombantes que luego se van apagando al uno completar la lectura de muchas de sus notas. Este efecto de impacto al lector no es nuevo y bien lo podríamos comprender ya que el diario está buscando su lugar en el mercado, pero lo que no se comprende es la razón por la cuál se titularizan noticias que luego en el desarrollo de la información dicen otra cosa. Un ejemplo claro es lo que hoy tituló en su web: "La UIA hace lobby por el dólar alto", esta noticia en el periódico rosarino La Capital se titula "La UIA pide "prudencia" con el tipo de cambio porque puede generar inflación". La misma información parece contrapuesta pero en el desarrollo es la misma noticia: El presidente de la UIA, Juan Carlos Lascurain, advirtió hoy que "hay que ser muy prudentes" con el manejo del tipo de cambio nominal, porque remarcó que una devaluación como la de Brasil, en Argentina puede generar un aumento de la inflación.
Claro que de la manera que la encara Crítica a la noticia se puede pensar a Lascurain en una posición bélica siendo intransigente con el tipo de cambio. Es sabido del impacto que genera los titulares para el común de los lectores, ¿será por eso que el periódico prefiere mostrarlo así?.
Otra perlita que nos dejó este sietemesino diario fue la de darle extrema difusión a las opiniones del ex ministro de economía del menemismo y la alianza Domingo Felipe Cavallo, será que le interesan a sus directivos las opiniones retrógradas que emite el padre del corralito. Lo más extraño es que la "noticia" que nos vierte el periódico son las declaraciones que hace el ex ministro en su sitio web (más de lo mismo: eliminar retenciones, bajar el dólar, etc.), pero seguramente lo que más les hizo agua la boca a los editores fue poder titular "Cavallo pidió no devaluar y teme por un rodrigazo"... es comprensible porque hace tiempo que el periódico intenta comparar a Cristina Fernández con Isabelita. Lo que no queda claro es cómo el coterráneo Reynaldo Sietecase se pregunta en la contratapa de ayer de Critica llamada "No analicen" "¿Por qué Domingo Felipe Cavallo da lecciones de Economía y sugiere salidas para la coyuntura mundial?". Lo que se le podría responder al rosarino es: porque hay diarios "progres" que lo siguen difundiendo, y prefieren a un verborrágico neoliberal que a una cartera de Louis Vuitton.
Pero hay otra pregunta que se le puede sumar al análisis de Sietecase:

¿A donde va Crítica de la Argentina?

Por Coco Alvarez

2 comentarios:

Eduardo Real dijo...

A la tapa del sumidero, si aumenta el higienol...

guille dijo...

La uia quiere que el dolar suba pero de a poco ,asi titulo pagiana 12 las declaraciones de Lascurain.
Lo de cavallo es esquizofrenico igual que la linea del diario critica.