miércoles, 12 de noviembre de 2008

Embarazoso


El Congreso de la República Oriental del Uruguay aprobó ayer martes la despenalización del aborto. Los legisladores del Frente Amplio se manifestaron a favor, consiguiendo la mayoría en ambas cámaras, de la ley de Salud Sexual y Reproductiva que les permite a las mujeres interrumpir el embarazo durante las primeras doce semanas de gestación. Esto incumbe a aquellas que hayan sufrido violaciones, o directamente, no estén en condiciones de poder ser madre, ya sea por edad o por falta de recursos económicos.
Lo votado por el Poder Legislativo uruguayo marca un antecedente importante para la región en materia de derechos civiles, garantizando la libertad de que cada mujer pueda decidir soberanamente, sobre qué hacer con su propio vientre. Esto molesta en demasía a los jurásicos eclesiales, quienes aún mantienen posturas consecuentes con la época de la Santa Inquisición. A la siempre retrógrada Iglesia Católica, se le adhiere con su entusiasmado conservadurismo, el Presidente del país hermano, Fernando Tabaré De La Rúa Vázquez. El primer mandatario, firme en su lealtad a la jerarquía eclesiástica, vetará el proyecto de ley. De este modo, quedará en sintonía con sus predecesores que poco y nada han hecho por fortalecer la democracia y respetar los derechos individuales. Si no es así, pregúntenle a José María Sanguinetti o al sollozante Batlle sobre el paradero de la nieta del poeta Juan Gelman.
Desde aquí no tenemos más que agradecimientos y felicitaciones para los congresales botijas, quienes ya hicieron historia al enfrentarse al poder tirano de la Iglesia Católica, para devolverles la dignidad a todas esas mujeres que sufren cotidianamente maltratos y abusos merced a no contar con la protección suficiente que les debe ofrecer el Estado. Y sobretodo se las denigra por su condición de pobres.
Esperemos que la voz ciudadana sea más fuerte que la posición reaccionaria del Presidente Vázquez, quien parece haber llegado a la presidencia por los arcaicos partidos Blanco o Colorado, y no por el progresista y moderno Frente Amplio.

Por Mauro Reynaldi

4 comentarios:

espacios públicos dijo...

lo de uruguay es un paso adelante en el reconocimiento de libertades individuales.

Pero creo que lo más importante es trabajar fuerte sobre proyectos de procreación responsable.

Salu2.

Al centro y adentro dijo...

Sí, es así, coincido con vos. Se debe trabajar seriamente sobre el tema de la procreación responsable. Yo no avalo que una mujer por que se les cante las ganas, se practique un aborto. Hay que tener cuidado, pero también hay que cagarse (con perdón de la palabra) en lo que sostiene la Iglesia Católica, porque su intromisión en la vida cotidiana de la ciudadanía ya causó muchos daños.
Saludos.
Mauro.

victor dijo...

creo que lo que hace una mujer con su cuerpo no es pasible de "ninguna " opinion de uno o mas hombres porque hablariamos de algo desconocido para nosotros

guille dijo...

Tabare lo veta y esta juntando firmas de su gabinete para no aparecer tan solo.