jueves, 12 de febrero de 2009

Seca, Rosario nunca estuvo seca

Luego de la última tormenta de viento, agua y granizo desatada en la Ciudad de Rosario la semana pasada, podemos afirmar que la respuesta del gobierno santafesino ante este vendaval fue escasa comparada con las anteriores pequeñas catástrofes.
En su momento (abril de 2007) el ya pasado de moda ex gobernador Jorge Obeid había anunciado (ante similares circunstancias, pero a nivel provincial) la declaración del "estado de emergencia" y "zona de desastre" en la provincia y había destinado $200 millones del fondo anticíclico provincial para atender las necesidades más inmediatas de los pobladores afectados; en cambio el gobierno de Hermes Binner quiere conformar a su correligionario e intendente rosarino Miguel Lifschitz con la suma de 5 millones de pesos para paliar los efectos devastativos del diluvio; siendo que según los datos municipales se necesitan 13 millones para recuperar el mobiliario urbano, arbolado, contenedores y pavimentación. Por supuesto que esto es sin mencionar las ayudas sociales que se necesitan para mitigar los efectos negativos que soportan principalmente los barrios más humildes. Tampoco se habla de recompensar a las familias que todavía siguen sin luz luego de más de diez días y que produjeron piquetes que aterraron a la "gente" rosarina, la misma que apoyó el lock-out agropecuario (un piquete como uno).
Lejos de quejarse por no aportar la provincia el dinero necesario para solventar la ayuda social, el intendente de Rosario decidió enojarse porque "en los piquetes actuaron grupos vinculados al PJ y a la izquierda" e intentó desembarazar de la responsabilidad que le compete al gobierno de Binner a enfrentar las secuelas climatológicas e intervenir para colaborar con la paz social. Seguramente que si el partido que gobierna la provincia fuera de otro signo político estaríamos hablando de una ausencia de fondos reclamada por la intendencia.
Pasado más de un año de gobierno socialista en Santa Fe, tenemos que seguir afirmando que lamentablemente los grandes cambios no se producen y ante padecimientos como los enfrentados la última semana continúa un vacío estatal en pos de solucionar los problemas de los ciudadanos; utilizando estas tragedias para sacar provecho electoral a las rencillas políticas en lugar de buscar la solución real a los problemas.
Según parece el cambio climático nos seguirá castigando con este tipo de temporales. Esperemos que para la próxima los funcionarios dejen de embarrar la cancha política y empiecen a poner sus pies en el barro real de los barrios. Háganlo tranquilos muchachos, eso para muchos no es demagogia; es una forma de saber que no están solos.

Por Coco Alvarez

3 comentarios:

Extra dijo...

Nadie menciona el fondo anticíclico que junto Obeid. Será para vos pasado de moda, pero a nivel provincial hizo una muy buena gobernación.

Anónimo dijo...

NI HABLAR DE LA QUEJA DE LOS CIUDADANOS DE ESTA BARCELONA ARGENTINA QUE SE ENFURECIERON ANTE EL CORTE DE CALLES POR EL RECLAMOS ALENTADOS POR LOS MEDIOS INDEPENDIENTES DE LA CIUDAD LOTUFF Y TODO EL PLANTEL DEL GRUPO DE CANAL 3 Y CIA, CLARO NO ES LO MISMO QUE LOS CORTES FASHION DE LA GENTE DE OJOS CLAROS Y 4X4 HILUX Y DUEÑOS DE LAS TORRES AQUALINA. DOLFHINES ETC. AHI NADIE SE QUEJABA
AHH NO ESCUCHE CACEROLAS POR EL AUMENTO DESCARNADO DE LA EPE TAL VEZ LOS VUELVA A ESCUCHAR PARA QUE A LOS POBRES Y LABURANTES CHACAREROS LE SAQUEN LAS RETENCIONES

DDROSARIO

Martín LatinoameriKano dijo...

Muy buena la nota.

Binner de a poquito me fué demostrando que es un impostor del socialismo (que no es lo mismo que el "socialismo" que él representa).