martes, 10 de febrero de 2009

Un espejismo en la Crítica

La opinión que produjo Martín Caparrós en el Diario Crítica de la Argentina el último domingo sorprendió a varios. Desde hacía tiempo las críticas que efectuaba el ex cumpa distaban mucho de ampliar panoramas y sólo se encasillaban en los errores (menores o gruesos) que tiene el Gobierno Nacional. Las embestidas de Caparrós se encargaban de seguir los pasos de nuestra Presidenta y su marido hasta en los más mínimos detalles; buscando que los movimientos presidenciales caminen por la senda de la pulcritud, la castidad y el republicanismo.
La sorpresa se advirtió principalmente porque, en este caso, Martín atacó otro de los grandes problemas de nuestra política: la calidad opositora. Con la pregunta ¿No exageran, muchachos? comienza esta nota que intenta poner en evidencia a una agrupación opositora que brama por una boleta única en las próximas elecciones, presentándola como la salvación de la democracia ante el fraude que ostenta el sistema electoral actual.
Dejando al descubierto diferentes problemas de esta "panacea" democrática, como ser que con la civilizadora Boleta Única se consagraría la lista sábana porque no se podrían observar totalmente la lista de candidatos a legisladores; Caparrós atiende a los opositores y además les dedica algunas frases: "Durante algunas décadas el mecanismo funcionó, pero de pronto les parece mal"..."Todo tan tremebundo: un asesinato es una masacre, un accidente una tragedia, una medida de gobierno el fin de la nación o, si acaso, del mundo –a veces, por suerte, el universo parece estar a salvo–. Esos sí que son fraudes".
Este desfile de líneas sorprendentes salieron de la pluma del mismo escritor y periodista que siempre tiene un "pero" ante toda acción gubernamental, y al que desde este espacio comunicativo le hicimos notar contradicciones; pero es sano también destacar este tipo de (lo que pensamos) aciertos periodísticos, es decir, seguir criticando pero remarcando que desde lo que serían las soluciones mágicas e impolutas hay también hipocresía y acuerdos turbios.
Este moderamiento de Martín Caparrós sabemos que será un aguja en el pajar de Crítica de la Argentina, pero encontrarlo produce un espejismo para intentar creer que este joven diario trata de tejer el lema de sus afiches.

Por Coco Alvarez

5 comentarios:

Machimbre dijo...

Epa!! que novedad, hacía tiempo que no relojeaba a Caparros. Brindo por el cambio.
Pero como saben, si uno lee Critica se dará cuenta que los títulos son una cosa y el desarrollo otra.

MONA dijo...

Me sorprendió Caparrós, y más aún, el medio. Lo publica casualmente al otro día que saca la imagen de dos boletas de elecciones: una con fraude, y otra sin... Me conforma que sea él quien le diga a la oposición que le están errando, porque le echan la culpa al gobierno de frauden, sin ver que por ej. Carrió ganó en algunos distritos, y Binner en la Pcia de Santa Fe... y ahí nadie denuncia fraude. Deberían mirarse el ombligo, para percibir que lo que necesitan es fiscales... y ahí se terminó el inconveniente de "robo" o falta de boletas.
Saludos

Paco Urondo dijo...

Seguro que el gordo no chequeo la nota , por que llegaba tarde al maipo.
Saludos.

El Conurbano dijo...

el artículo está bueno, pero les recomiendo que lean los comentarios que hacen los mismos lectores que hasta hace una semana se deshacían en elogios para con él. Algunas de las cosas que le escriben son irreproducibles, parece que se las estuvieran diciendo a D'elía.

Martín LatinoameriKano dijo...

Conurbano, esa gente responde a estímulos, son como el perro de Pavlov.

Respecto a Caparrós, bien por él, pero no me gustan él, ni el diario de su patrón ni el cretino de su patrón.

Salutes.