lunes, 27 de abril de 2009

Cine Club Rosario- Programación para el martes 28




Martes 28 de abril, a las 20 hs.

ESTOMAGO: Una historia gastronómica
Dirección: Marcos Jorge - Int.: João Miguel, Fabiula Nascimento. (Brasil, 2007)
Premio en Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz 2008
Premio del Público en Festival de Río de Janeiro 2007
Mejor Filme Latinoamericano en Festival Internacional de Uruguay 2008
Mejor Filme Festival de Valladolid 2008 (Semici)
PRE-ESTRENO

Estómago forma parte de la amplia ristra de títulos que tienen a la comida como eje central del relato. El primer largometraje de ficción dirigido en solitario por el brasileño Marcos Jorge transcurre entre fogones y profesa devoción hacia el arte culinario en cantidades industriales, ingredientes que el cine latinoamericano ya retrató, con inusitado éxito popular, en la mexicana Como agua para chocolate,
Al igual que el filme basado en la novela de Laura Esquivel y el danés El Festín de Babette, en Estómago también queda retratado un rasgo fundamental: la cocina como un acto de amor, bien sea por seducción, agradecimiento o pura pasión por el placer gastronómico. La preparación entregada y esmerada, la sabiduría para llevarla a cabo, transforma, aunque momentáneamente, las almas de quienes la saborean e ingieren, que se llenan del espíritu de quien cocina. Dicha preparación y sabiduría corre a cargo de Raimundo Nonato (Joao Miguel), un hombre que aparece caminando una noche por una ciudad desierta y llega a un bar, en el cual se pondrá a trabajar en su cocina a cambio de comida y alojamiento. Dado su triunfo con las sabrosas coxinhas (una especie de empanaditas) que elabora, fichará por el dueño de un restaurante italiano con mucho más pedigrí que el anterior.
Pero Estómago también tiene otro escenario bien diferente, la celda de una penitenciaría en la que Raimundo intentará, guiso tras guiso, ganarse la confianza de sus compañeros de calabozo. Ambas localizaciones marcarán la doble historia de nuestro protagonista, narrada en dos tiempos diferentes. La estructura bipolar entrelazada en Estómago es el aspecto más llamativo y atrayente de este plato combinado que dirige su atención hacia dos (sub)géneros tan diferentes como el gastronómico y el carcelario, ambos convenientemente sazonados con aromas de comedia popular no muy alejada en espíritu de las que protagonizó el gran Alberto Sordi en el cine italiano de los años 50 y 60; algunos de sus personajes humildes, débiles, fracasados o bobalicones creados a las órdenes de Federico Fellini o Dino Risi guardan más de un parecido con el carácter y comportamiento de Raimundo Nonato.
La clásica relación existente entre el erotismo y la comida, es personificada aquí a través de Iria (Fabiola Nascimento), una prostituta de buen apetito con la que Raimundo intercambiará algo más que alimentos. Su voluptuosa presencia establecerá jugosas correspondencias entre “poder, sexo y gastronomía” tal y como anuncia su eslogan, otro de los rasgos que, junto a esa bipolaridad antes mencionada, caracterizan en positivo el trabajo de Marcos Jorge.
Sin necesidad de recurrir a tremendismos dramáticos de baja estofa —el humor, ya se ha dicho, predomina en el relato—, Estómago funciona eficazmente como cuento agridulce acerca de la supervivencia física y anímica que soporta Raimundo, fruto perverso tanto de una sumisión padecida en la hostil prisión en la que está recluido como de una desbocada dependencia sentimental hacia su amada Iria, ambas suministradas y solventadas por igual gracias a sus habilidosas dotes culinarias. El diagnóstico ofrecido es desolador, pero hay que frotar igualmente en sus lustrosas imágenes para advertirlo. En cambio, sí es estridente ese realismo mágico simpático que caracteriza determinadas situaciones de marcado tono surrealista. Tal simpatía es, a su vez, causa del grato recibimiento que ha obtenido por parte del público que ya la ha visto —y del jurado de la Seminci, que la premió con la Espiga de Oro, entre otros honores—. Estómago se convertirá probablemente en una de las película más elogiadas estas Navidades.
Por Óscar Pablos, Cosas de Cine.com (19/12/2008

Martes 28 de abril, a las 22 hs.

LOS CRONOCRIMENES (España, 2007)
Dirección: Nacho Vigalondo - Int.: Karra Elejalde, Candela Fernández.

Uno de los factores que hermana las grandes producciones con algunos títulos comercialmente más modestos es el seguimiento mediático que reciben. En el caso de “Los cronocrímenes”, la película ha transitado por el circuito festivalero durante más de un año antes de estrenarse en las salas españolas, recibiendo loas y halagos diversos y despertando el interés de Tom Cruise y Steven Zaillian, ni más ni menos, que serán los encargados de adaptar la historia al mercado USA; así pues, un bombardeo de publicidad gratuita que podía haber sentado muy bien o muy mal al debut de Nacho Vigalondo en el largometraje. Y el resultado ha sido…
…estupendo, afortunadamente. El filme cuenta la historia de Héctor (Karra Elejalde), quien contempla cómo una extraña figura con la cabeza envuelta en una gasa rosa asesina a una muchacha (Bárbara Goenaga). Cuando, más por un impulso morboso que humanitario, acude al lugar del crimen, es atacado por el psicópata. Al huir despavorido halla su único refugio en una especie de laboratorio en el que encuentra trabajando a un científico (el propio Nacho Vigalondo), que le insta a que se oculte en un extraño aparato que resulta ser una máquina del tiempo. Al salir de tan peculiar cacharro descubre que ha viajado unas horas atrás, lo que le dará la oportunidad de detener el homicidio.
A caballo entre la ciencia ficción, el drama, el thriller y la comedia, mezcolanza solvente de géneros clásicos y situaciones más o menos hilarantes y aterradoras, la trama se subordina, de manera espontánea y honesta, al servicio de un mensaje cargado de mala leche acerca de la inevitabilidad del destino y lo futil del comportamiento humano cotidiano, más allá de situaciones excepcionales. Poco a poco, el humor deriva -aunque no se abandona, en parte gracias al fabuloso trabajo de un esquizofrénico y múltiple Elejalde, en parte gracias al tono trash que lo inunda todo- en una inquietud que empapa progresivamente el metraje hasta desembocar en un clímax realmente soberbio, que esconde las auténticas pretensiones de “Los cronocrímenes”, mucho menos livianas de lo que pudiera esperarse en un principio.
Vigalondo salva casi cualquier dificultad gracias a una meticulosa planificación que evita por todos los medios el más mínimo fallo de raccord. El montaje se convierte en el gran aliado del cineasta, que demuestra una más que sobrada habilidad para jugar con nuestra percepción de los acontecimientos gracias a un tour de force de saltos hacia delante y hacia atrás que potencia las ya de por sí enormes posibilidades de que estemos ante una de las grandes cintas de culto del género patrio de los últimos tiempos, por logros, bondades y actitudes.
El riesgo se corre a la hora de lanzar este reto fílmico a la platea generalista, poco acostumbrada a piruetas de este calibre. Y es ciertamente complicado, porque el palco ha de salvar las carencias impuestas por lo humilde de costos, postulados y propósitos, una modestia que determina los principales defectos plasmados en una fotografía sin alardes, una banda sonora sencilla y una tendencia al delirio de la mano de tan sólo un cuarteto de personajes y un par de escenarios, bien explotados y aprovechados, de eso no cabe duda. Con todo, y en resumen, un balón de oxígeno prometedor, divertido, sincero y, dentro de los parámetros en los que se mueve, realista, que dicta nuevos pasos a seguir dentro de nuestra cinematografía, no del gusto de la masa -tampoco lo pretende-, pero sí importante para el conjunto de los amantes del séptimo arte por lo que aporta y por las positivas sensaciones que consigue transmitir.
Por José Arce, LaButaca.net, 24/06/08.

TALLER DE ESCRITURA AUDIOVISUAL

A cargo de Pascual Massarelli (Cátedra de Guión FADU-UBA. Director del Dto. Audiovisual de las Escuelas ORT)
Jueves: de 19 a 21 hs. y Viernes: de 19 a 22 hs. El taller se desarrollará en Módulos Mensuales de 5 horas. Comienzo: 7 y 8 de Mayo 2009.
Inscripción e Informes: Buchin Libros, Entre Rios 735 – Te. 4254990
Lugar: Buchín Libros y Alianza Francesa, San Luis 846.