lunes, 29 de junio de 2009

El día Después




Para la grandes corporaciones mediáticas el título de esta nota debería ser: "Se acabó lo que se daba" o "El fin de una era".

A casi un año de la dramática disputa por la renta agraria, el Gobierno vuelve a ser derrotado. Esta vez fue a causa del voto popular y no del no positivo Cleto Cobos. Empero, decir que perdió el Gobierno es una verdad a media, la otra mitad es que ganó la derecha con sus variopintos.

Las distintas expresiones del neoliberalismo coparon las urnas en los distritos más importantes del país. En la provincia de Santa Fe, estas expresiones representadas por un lado, por el neomenemismo reutemista y por otro, por la neoalizanza Socialismo- Coalición Cívica- radicalismo obtuvieron arriba del ochenta por cierto de los sufragios. O sea, el conservadurismo arrasó en el litoral, dejándole al Frente para la Victoria menos del diez por ciento del electorado.

Las razones de la caída del kirchnerismo las podemos buscar en muchos lugares, pero encontramos ciertos érrores tácticos y estratégicos del ex presidente Néstor Kirchner como fue el obtuso repliegue en el aparato del Partido Justicialista, cerrándose de ese modo al diálogo con las demás fuerzas progresistas como Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella y Proyecto Sur. El kirchnerismo ahora está pagando caro haber confiado en que con la obsoleta y viciada estructura del PJ iba a gobernar eternamente. No es casual que hoy Kirchner haya renunciado a la conducción del justicialimo, cediéndole su lugar al "moderado" Daniel Scioli.

Hemos señalado en otro post que estas elecciones legislativas no definen nada más allá del recambio de parlamentario. De esta manera, seguramente estará más reñida la consecución del quórum para que se den los grandes debates en el Congreso, como es el caso de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales (la cual probablemente sería tratada antes del 10 de diciembre día de asunción de los legisladores electos).

Los grandes triunfadores de la jornada de ayer fueron Francisco de Narváez, Mauricio Macri, Carlos Reutemann, Julio Cobos y Luis Juez. Todas variantes de una derecha afín a los agronegociados, que con matices aspiran a gobernar el país de forma similar como fue en la década de los noventa (quizás con menos corrupción).

Si se junta la derecha peronista personificada en Reutemann, De Narváez, Macri y Duhalde (actualmente en la oscuridad) con la derecha liberal representada por Cobos, Binner, Juez y Carrió. Si terminan tejiendo una alianza, entonces será efectivizada la restauración neoconservadora en el 2011. A esto se enfrentan, el debilitado kirchnerismo y las agrupaciones que intentan sintonizar con el sentir de los sectores populares.

El kirchnerismo perdió la batalla más importante de los últimos tiempos, más dura que el desenlace parlamentario de la Resolución 125. Dependerá solamente del propio Gobierno reivindicar su gestión, apostar a profundizar el cambio con o sin mayoría en el Congreso. La astucia de la razón nacional y popular, del compromiso con los ciudadanos más necesitados y vulnerables. O esa, encaminar y acrecentar las políticas que tienden a mejorar la calidad de vida de las clases medias y bajas de la sociedad.

El resultado electoral del domingo 28 de junio es la patentización de una sociedad que se derechiza cada día más a contracorriente de lo que está aconteciendo en el resto del continente. Excepto Honduras, país donde los sectores reaccionarios hicieron lo que sugería el año pasado acá y en Bolivia la oligarquía agromediática, es decir, acabar con el gobierno demócratico.
Dicha derechización se canalizó en el triunfo de la oposición, la cual empieza a contar los días para los comicios de octubre de 2011. Mientras, por su parte el kirchnerismo deberá aprovechar lo que le queda de mandato para distribuir más, generar más empleo, convocar a la participación de la ciudadanía. El agro produce riquezas pero no es el único sector de la economía de donde obtener recursos para repartir entre la población más damnificada por las políticas neoliberales. Por ende, el Gobierno tendrá que ponerse a pensar en afectar otras rentas extraordinarias como la financiera, la minera, la petrolífera, el juego, etc.

En resumen, si el kirchnerismo pudo conseguir sus mayores logros al poco tiempo de haber asumido en el 2003 con el 22% de los votos, ¿por qué no lo va a poder hacer ahora? Tendrá que apelar a su capacidad de construcción, de emerger nuevamente de la nada como lo hiciera hace más de seis años. Reflotar la idea de transversalidad no suena mal, habría que tenerla en cuenta, tomando como referencia las buenas performances de Pino Solanas en Capital Federal y de Martín Sabbatella en la provincia bonaerense. Esta es una de las salidas para los K. La otra, amoldarse a las exigencias de la oposición.

Por Mauro Reynaldi

16 comentarios:

Martín LatinoameriKano dijo...

Absolutamente, aunque disiento en dos cositas.

Una: Macri no es un gran ganador. Es un ganador porque a pesar de todo lo lanzan a presidente. Pero la Capital le dió la espalda.

Dos: La derecha es casi todo. Pero no se pueden juntar. Hay un enorme despelote en la oposición, Nacha dijo que era una bolsa de gatos lo que se venía y es lo que se huele. El PRO es el gran ganador de las elecciones, pero tiene un 18% nacional. Y ese 18% es en su gran mayoría antiperonista. Transar con el PJ disidente les va a restar votos, con lo cual estarán en la misma. Carrió puede arreglar con el Partido Socialista, pero no sale de Santa Fé, y con Juez que no sale de Córdoba, y uno perdió y el otro ganó por muy poco.

El país está dividido en tres, y claramente no hay fuerza de izquierda a la vista. Venimos diciendo que a la izquierda del kirchnerismo no hay nada y ésta elección lo deja claro: el único ganador de izquierda tracciona votos de derecha, o sea, Pino.
De todos modos, habrá que pensar en la posibilidad de una transversalidad peronista pero sin el PJ, lo cuál implica perder pero no del todo, y recargarse para ir de nuevo.

La otra posibilidad, rejuntar el PJ, es mas o menos lo mismo que juntarse con el PRO.

Que se yo, es lo que me parece.

Salutes.

luzbelita dijo...

en nuestra tristeza de hoy, y tambien los desafiós que nos esperan, porque la nuestra no es una ideología de cabotaje, lo nuestro es peronismo, con lagrimas, doleres, victorias, militancia, pasion...eso, peronismo.
Mi amigo el tato escribio:
Para empezar, una piña es una piña, nunca una derrota. Somos parte de una historia que nos antecede y que nos sobrepasa en el tiempo. Es bueno porque indica que esto es apenas un momento de un tiempo mayor, y muy bueno porque pertenecemos a algo muy grande.
Parece, hasta aquí, que simplemente quiero entibiarles el corazón. Y es cierto, parte de la derrota circunstancial que afrontamos es resultado de los corazones fríos y de las mezquindades enormes. Después están los errores, que todo el mundo los comete, y en paz el que crea que no los haya tenido. Pero quiero confortarlos, que es mi manera de confortarme. La lucha sigue, porque es la vida, porque la vida sin lucha no lo es.
Balance sencillo, somos un 30 por ciento de argentinos que solidificamos la base del país para todos. Del otro setenta, la inmensa mayoría es nuestro horizonte; a por ellos vamos con la militante voluntad del que hermosea la vida peleando por algo más que uno mismo. A por ellos vamos, a hablarles, a mostrarles que el prodigio del alma en multitud hace que los pueblos triunfen. A por ellos vamos, a decirles que los necesitamos porque el “todos” del que hablamos los incluye y los demanda.
Mañana hablaremos de los estilos y de las responsabilidades, mañana mismo. Mañana que es decir ahora, después de esto que digo, le tenemos que pedir a quienes deciden que ya basta de miserables y de soberbios, de ineptos y de serviles. Y se lo vamos a pedir con nombre y apellido.
Ahora viene el mañana, que es el día después de la piña y el primero de la lucha que no cesa.
Sin cejar y sin claudicar la mínima convicción del destino que reemprendimos en el 2003, hagamos ese llamado y esa tarea de suma vital. Tenemos la razón y el alma limpia, no podemos fracasar, no debemos fracasar. No vamos a fracasar.

johnny monsanto dijo...

Solamente a un borracho o a un fanático se le puede ocurrir pensar que Sabatella o Solanas se van a sentar a la misma mesa que Recalde o Moyano.

Al centro y adentro dijo...

Martín tenés razón, fueron unas elecciones muy parejas donde el oficialismo y la oposición, en sus dos vertientes neoliberales, están casi empatados. Yo soy de los que creen que es mejor perder con los nuestros que ganar con los otros, si pensamos en el 2011. Lo de Solanas es un pino en el bosque de votos de la derecha. Hay que felicitar a Proyecto Sur por la elección que hizo en Capital Federal, pero todavía le falta mucho, muchísimo para generar una alternativa a nivel nacional. Seamos realistas, en el resto del país no los conoce nadie, lo mismo pasa con Sabbatella. La diferencia es que éste es más joven, tiene más años para construir, pasar por buenas y malas. Creo que si el kirchnerismo quiere recuperar lo mejor que hizo, aquello por lo que quedará en la historia como el Gobierno que volvió a juzgar a los genocidas, que se amigo con nuestros vecinos latinoamericanos y que volvió a revalidar la Política tanto como el papel del Estado en la conducción de la nación, deberá apoyarse en aquellos sectores progresistas que quieren más democracia y menos dictadura del Mercado.
Aliarse con el Pro sería el fin del kirchnerismo, pasaria a ser lo mismo que Duhalde o Menem. No creo que Néstor quiera terminar de ese modo patético.
Comparto Luzbelito lo que decís, no hay que bajar los brazos, ésta si es bien entendida puede ser la señal para profundizar el modelo de país que los K quieren llevar adelante, jugarselas del todo para hacer lo que falta, que es mucho, pero vale la pena intentarlo. el kirchnerismo cometió muchas cagadas juntas, sobretodo en lo comunicacional, eso lo está pagando ahora. Esperemos que sean fuertes en la adversidad y retomen el rumbo.
Johnny: Sabatella o Pino, ambos por sí solos no van a llegar a gobernar el país, si o si van a necesitar aliados, ¿a dónde los van a ir a buscar? ¿a la Coalición Cívica Libertadora o al incompleto proyecto nac & pop kirchnerista?

Saludos pos electorales

Mauro

Pancho dijo...

A Monsanto le cae mal Recalde porque es abogado laboralista y defiende los derechos de los trabajadores. Monsanto que debe ser patrón, (porque sino es boludo, asi que asumo lo primero) debe tener, o querer tener, los empleados en negro y explotarlos sin que nadie le rompa las bolas.

Martín LatinoameriKano dijo...

Yo a Solanas lo veo discursivamente mas cerca de Carrió e ideológicamente mas cerca del kirchnerismo. Hay que ver que prevalece y si, efectivamente, el oficialismo apunta a construir una transversalidad por afuera del PJ.

Se va a perder un caudal de la puta madre, y va a haber que luchar contra el propio PJ (ahora duhaldista) como quería Sabbatella, al fin y al cabo habrá que entregar eso. Pero el kirchnerismo va a seguir teniendo un caudal de votantes importante si se logra mantener en pie la gobernabilidad, mantener el empleo y avanzar en el correcto sentido que va la política nacional, aunque algunos no lo entiendan y sigan creyendo que Tinelli es el lugar de debate político.

Lo peor que puede pasar es que Kirchner forme parte de la "reconstrucción del PJ". Ahí se va todo al carajo y sería el fin de Kirchner, está claro. Creo que mas vale pájaro en mano que cien volando.

Monsanto: a la izquierda del kirchnerismo lo único que hay es Sabbatella, ni siquiera Solanas porque Pino no tiene una fuerza propia con votos progresistas, la mitad de esos votos migran a cualquier cosa cuándo sea necesario. Si Solanas sabe leer la realidad, tiene que entender que la única salida es un gran acuerdo nacional a la izquierda para profundizar y mejorar el modelo K en el futuro. Sinó, va camino a dilapidar el capital político que consiguió, que es mas mediático que real. Porque aún acordando con la Coalición se tiene que derechizar, y más que con el kirchnerismo.

Salutes.

johnny monsanto dijo...

A Recalde le dicen número de celular por que siempre empieza con el 15.
Martin, según vos la sociedad es un rebaño que se derechizó en 2 años de tanto consumir TN.Sos un necio.

Anónimo dijo...

Por favor difundan:

http://www.youtube.com/watch?v=JBkbDVG0eXY

Martín LatinoameriKano dijo...

Explicame Monsanto que cambió entre 2007 y hoy para perder semejante caudal de votos. Que empeoró tanto. O que mejoró tanto en Capital para que el PRO tenga proyección en Gran Buenos Aires.

Porque no te olvides que en 2007 a principios de 2008 la imágen positiva de Cristina era del 50 al 70%.

Mas necio es no querer entender que no hay ningún proyecto político detrás del PRO. Si la gente que votó al PRO hubiese leído que necesitabamos un cambio de políticas, hubiese votado a Stolbizer y no a De Narváez. De Narváez es, junto a Macri, un claro retorno al menemismo y vos sabés que eso es cierto. Decime cuántas personas en la calle te dicen eso. Lo único que escuché hasta ahora es que hay que hacer mierda al kirchnerismo.

Esa misma actitud es la que llevó a De la Rúa al gobierno. Decime que votar a De la Rúa no fué un error y cerramos la persiana y nos vamos.

johnny monsanto dijo...

Mirá, yo en Santa Fe voté a Giustiniani y te aconsejo que te saques las anteojeras ideológicas que nombra J de los P. Medrano y admití que la gente se repudrió de los Morenos y sus payasescos indices, los Moyanos y los D Elias.
Saludos Bolivarianos

Martín LatinoameriKano dijo...

Monsanto, ilustrame de mis anteojeras ideológicas, porque no sé cuales son.

Y te pregunto, ¿el voto a Giustiniani trajo al "verdadero socialismo" al país? Y con eso no estoy ninguneando tu voto, sinó intentando dejarte en claro que vos también perdiste, no porque haya perdido Giustiniani sinó porque Reutemann es el precandidato a presidente. Cuándo el Lole sea presi, te vas a preguntar por que no ayudaron a Cristina Kirchner a mejorar el modelo en lugar de pedirle una boludez tan enorme como "sincerar el INDEC", de lo cuál el 99,9% no tiene idea y hablan desde lo que dicen los noticieros o porque en las góndolas del supermercado la leche subió 20 centavos.

En lugar de hablar de gente, muchachos, hablen de PROYECTOS. Tengo las pelotas repletas de escuchar nombres.

Hablame de proyectos Monsanto, de que querés para el país, no de lo malos que somos nosotros o de que te joden Moreno y D'Elía.

Mariano T. dijo...

El voto es anti kirchner. Muchos estan hartos, muchos en el interior no le perdonan la guerra contra el campo.
No somos tan pocos y tan poco influyentes. En el interior de la PBA el kirchnerismo pasó de % de 35-50% en 2007 a 15-30% ahora. En 2007 ganaron en el 90% de los pueblos, el domingo salieron terceros en el 90% de los pueblos.
Y ni hablar de Santa fe o cordoba,donde los candidatos que defendían a Kirchner estan entre el 4% y el 9% en todo el interior de las provincias.(Que era un punto fuerte antes. porque en las grandes ciudades ya habían perdido en 2007).Fue un grosero error estratégico, por ignorancia y soberbia.

Al centro y adentro dijo...

Mariano T. Sí, efectivamente, el voto fue anti K, de eso no quedan dudas, no se debe a que la oposición hizo méritos, viene construyendo algo distinto renovador de las viejas y obsoletas formas de hacer política en nuestro país. Es cierto, el kirchnerismo pagó por ignorancia, soberbia, haber actuado como si ellos solos tuvieran la razón y eran los únicos capaces de sacar el país adelante para el bien de todos. Pero del otro lado hubo y hay una oposición que inventó cualquier cosa para desestabilizar y generar miedo en la población. Esta derecha tuvo el aval nada menos que de los oligopolios mediáticos que machacaron imponiendo un discurso que eso que llamamos gente compró en oferta.
Saludos.
Mauro.

johnny monsanto dijo...

Martin, yo lo vote por que los considero honestos y por que en Santa Fe hubo unos pequenos cambios como ser el 82% EN LA JUBILACIONES Y LAS CATEGORIZACIONES DE DOCENTES; APARTE QUE FUERON LOS UNICOS QUE SE LOJUGARON CON EL CAMPO; SI ESPERASE DE ELLOS UN SOCIALISMO como el que queres vos, no los hubise votado.

Mauro, para ponerse de socios con chorros para lograr el poder, es mas sano ser buena oposicion.

Martín LatinoameriKano dijo...

Johnny, no dudo en absoluto que esos socialistas son de postal.

Por suerte tienen a quienes los representen como agroexpotadores. Progresismo chic.

Martín LatinoameriKano dijo...

Ah, por cierto: Marianito, no hubo mas soberbios que ustedes: "hemos demostrado que se puede desabastecer", "le damos de comer al país", "vamos a incendiar el país", "les vamos a enseñar como gobernar", "hay que cerrar el Congreso", "los Kirchner son un obstáculo", "es un pelotudo", "hay que subirlos a una camioneta y decirles que votar".

A la hora de la autocrítica, ustedes son grosos. Resulta que ahora nosotros paramos el país 120 días. Ustedes se la creen demasiado para ser tan poca cosa.