viernes, 20 de noviembre de 2009

Peronachos



En este texto que estoy escribiendo no me interesa adentrarme en las escuchas telefónicas a funcionarios y dirigentes políticos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tal como vienen bombardeándonos todos los medios de comunicación, como si fuera el gran tema nacional. Como si fueran una manada, los mass media, tanto los kirchneristas como canal 7 y el diario Página 12, como los grandes grupos hegemónicos: Clarín, Uno, Telefónica, se hicieron eco de este escándalo de espionaje y han copado el espacio comunicacional sin dejarle lugar a los principales problemas que afectan la calidad de vida de los argentinos: el hambre, la pobreza, la desocupación, la falta de seguridad social, el desarrollo del país, etc.

Pero hoy quiero referirme al peronismo, a su actualidad. Y para ello voy hablar de la derecha peronista, a la que calificaré como peronchos, peronachos (peronistas fachos). Sí, los peronistas fascistas, macartistas. Tengo que señalar, remitiéndome a la historia argentina, que la mejor época del peronismo, cuando fue realmente un movimiento de masas, que benefició notablemente a las clases trabajadoras, fue durante sus dos primeros gobiernos, el período que va desde 1945 a 1955. Después ya conocemos, vino la "Revolución Libertadora" y el general Juan Domingo Perón, héroe de los laburantes, huyo cobardemente al exilio, en vez de quedarese a resistir el golpe de los gorilas, como sí lo hizo 18 años más tarde el compañero Salvador Allende en Chile, costándole su vida.



Sabemos que el Perón que volvió en 1973 a la Argentina estaba viejo y fascista, nada que ver con aquel que dignificó, junto a Evita, al proletariado criollo. El "Pocho" ninguneó a la juventud peronista, a los sectores pro socialistas dentro del movimiento, y jugó a favor de la creación de la Triple A. Le dejó el mando a la derecha nazi dirigida por el "Brujo" López Rega, propiciando de esta manera la escalada de violencia que convocaría a la junta militar encabezada por Jorge Videla para poner orden mediante la represión sistematizada y terminar así con la "subversión", pero también de este modo empezamos a insertarnos en el neoliberalismo. Carlos Menem como excelente alumno del establishment cumplió a rajatabla con los pedidos del capital extranjero y dio fin al Estado de Bienestar. La derecha peronista, la cual tuvo el aval de Juan Domingo, consiguió lo que tanto se propusieron los gorilas: acabar con el peronismo, con el populismo argentino. Ni los milicos, ni los radicales lo habían logrado antes.

Con el menemismo, el peronismo se neoliberalizó. Pasó de ser el hecho maldito del país burgués para convertirse en la maldición del pueblo trabajador. La década del noventa permitió este travestismo ideológico del gran movimiento popular del Río de la Plata. Todos los gorilas contentos. Durante estos años, la Confederación General del Trabajo (CGT) dejó de representar y luchar por el bienestar de los trabajadores, para servirle a las patronales empresariales. Los sindicalistas se transformaron en empresarios a costa del empeoramiento en las condiciones laborales de sus representados. La cúpula de la CGT facilitó los negociados de la clase empresarial, la concentración de las ganancias para este sector que se asoció al capital trasnacional, destruyendo así la industria nacional. Los "gordos" de la CGT, los burócratas sindicales, se enriquecieron merced al aniquilamiento del aparato productivo, a la caída de miles y miles de compañeros en la desocupación y la pobreza.

En la actualidad el cuadro descripto no ha cambiado sustancialmente. Los "gordos" siguen comandando el movimiento gremial. La libertad sindical no existe. La Central de Trabajadores del Estado (CTA) aún no cuenta con la personería gremial. La CTA sí ha venido, desde sus orígenes, enfrentándose al modelo neoliberal de exclusión social y miseria generalizada. Es la verdadera central democrática de laburantes. Es el sindicalismo combativo que no transa con las corporaciones, como sí lo ha estado haciendo la CGT (en la cual todavía hoy abundan muchos peronachos).

Volviendo a los peronachos, éstos cuentan con muy buena prensa. Es el Partido Justicialista disidente, "federal". Son los menemistas, los duhaldistas, los reutemannistas, los macristas. Y el kirchnerismo no está exento de éstos. Lo tenemos allí a Scioli, a Moyano, a los "varones" del Conurbano bonaerense, entre otros.

Mientras tanto, se viene la reforma electoral que favorece la consolidación de las estructuras perimidas del peronismo y el radicalismo.

¿El kirchnerismo se volverá a encerrar en el aparato pejotista con tal de seguir gobernando después del 10 de diciembre de 2011? ¿Abandonará definitivamente la transversalidad progresista conformada por la CTA y las agrupaciones de la centroizquierda? Con la reforma electoral que seguramente se aprobará en el Senado de la nación y negándole el protagonismo que se merece a la CTA, parece haber elegido la primera opción, la más fácil para dejar todo "tan bien como está".

Por Mauro Reynaldi.

10 comentarios:

dedalo dijo...

clap, clap, clap, clap!!!!!

68 y contando dijo...

97 % de acuerdo (para hacerme el exactísimo)
Disiento en englobar a Moyano en el conjunto de los gordos, de hecho estuvo apartado de ellos (MTA), combatió la flexibilización y después el ajuste de "la piba",yo lo respeto aunque tampoco me chupo el dedo.Lo mismo pienso de Piumato y quizás de no mas de otros cuatro o cinco.
Pero esto es accesorio, el núcleo de tu posición coincide con la mía, en todo caso si se produce una evolución de las luchas ellas mismas irán decantando a los no aptos.
Ahora, el 3 % que es verdaderamente importante: El Kirschnerismo no tiene otra alternativa que utilizar el aparato pejotista para seguir (no "con tal de seguir", que es desvalorativo)gobernando después del 2011 (Y dios nos guarde de que no quisiera hacerlo, por dios)
¿En que aparato alternativo puede recostarse? ¿O debe apartarse y esperar la espontaneidad de las masas en un supuesto proceso revolucionario propio de la mitología de izquierda? (es decir, la iconografía de la fracción bolchevique, que como sabemos quiere decir mayoritaria pero era minoritaria)Nestor no es Lenin y el pueblo argentino no tiene una conciencia precisamente revolucionaria
Claro que debe abrir la transversalidad, que fué poco explotada por Nestor y para peor incluyó ¡a Cobos!
Claro que debe apelar a la CTA, pero ¿Acaso es lógico esperar algo de Deggenaro y Lozano, cuasi socios de Solanas, el lilito de la izquierda? Sí quizás de Yaski
En resumen:no hay proceso sin aparato y no puede haber proceso mas allá del nivel de conciencia de grupos decisivos de la población
Así que no puede esperarse mucho mas que esto (que para argentina ya es mucho) y menos basado en otro aparato que el PJ
Otra cosa sería hermosa, pero es sueño, y los sueños, sueños son

Anónimo dijo...

Nunca Perón fue de izquierda y tampoco le importó un huevo la clase humilde, unicamente el poder, los derechos que EL dió a los trabajadores ya estaban en todo el mundo y gobernase quien gobernase en esos tiempos deberia haberlos dado.Genial es el monólogo De Pinti en Salsa Criolla al respecto. La revolución libertadora fue la peor estupidez de la historia, gracias a eso resurgió esa mafia que por ese entonces se estaba cayendo a pedazos gracias a su despilfarro.

Camarada Johnny monsanto.

PD muy buena la foto que me recomendaron en Facebook, demás está decir que la acepté.

viktor dijo...

Reaparecio el enfermo de odio ¿algun peroncho lo gorrea o piensa que la vieja se encamaba con el frutero? por favor hacete analizar !no se puede decir tantas boludeces¿ monsanto !!!!!!!!!go home¡¡¡¡¡¡

viktor dijo...

Reaparecio el enfermo de odio ¿algun peroncho lo gorrea o piensa que la vieja se encamaba con el frutero? por favor hacete analizar !no se puede decir tantas boludeces¿ monsanto !!!!!!!!!go home¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Viktor, los hechos demuestran que tan equivocado no estoy, mirá un poco las estadisticas de lo que era este pais antes de ser la republiqueta del post peronismo.
res non verba

camarada Johnny.

Anónimo dijo...

Viktor, los hechos demuestran que tan equivocado no estoy, mirá un poco las estadisticas de lo que era este pais antes de ser la republiqueta del post peronismo.
res non verba

camarada Johnny.

Al centro y adentro dijo...

68 y contado. El problema, me parece a mí, es que el kirchnerismo, más allá de sus aciertos y falencias, se quiere terminar refugiando en el PJ, unir a todos, sin importar si están a la izquierda o a la derecha. Quiere todo el peronismo unido, y sabemos, quienes aún nos consideramos de izquierda, que no se puede gobernar junto con nuestro adversario. Es preferible perder, a ganar y tener aliados como Reutemann, Duhalde, De Narváez, Barrionuevo, quienes después te la mandan a guardar. Estos no quieren aliarse a los K, en cambio, sí los K quieren tenerlos de su lado. Y hay un vasto sector de la clase media, más allá de lo tilinga que pueda ser, que nunca va a votarlos, si siguen atados a la estructura mafiosa del PJ (la cual es un resabio del menemismo).

Tenés, la centroizquierda, de por sí, es muy escueta. No hay un fuerte movimiento progresista en este país. Carecemos de un frente progresista transformador.

Saludos, camaradas.

Mauro.

viktor dijo...

El que delega que no se queje luego.Si elperonismo es aun un factor de poder y convocatoria es porque es el "unico" que transita el barro de la pobreza y al que la gente no ve como algo abstracto y en esto no hay diferencias entre peronismo de k de lole de l cabezon o de quien sea. El famoso "facho" de Peron nos demostro con sus palabras y hechos que la soluciones del futuro eran la educacion y una Latino anerica unida.Hogares Escuela sueldos dignos etc ,ese era el rumbo y lo sigue siendo nos guste o no .
Ahora bien te entiendo Mauro y comparto en parte lo que decis porque a los ojos de los hechos y de historia las cosas se ven asi ;pero distinto fue vivirlo y la presion que recibio el Viejo de parte de nosotros la juventud tambien tuvo que ver .(tal vez si hubiera tenido hijos habria reaccionado distinto) no eran faciles aquellos tiempos y lo bueno y lo malo se mimetizaban.
Yo me quedo con "mi unico heredero es el pueblo" de su ultimo discurso.
En cuanto a vos johny disculpa mis exabruptos me sacas .Si tanto es tu resentmiento navega por otros mares no vamos a cambiar "somos incorregibles" como decia Borges que jamas lo amaran ni odiaran con la misma pasion que al Poco y la Eva

Al centro y adentro dijo...

Viktor. El problema al cual me refiero es la derecha peronista, el duhaldismo, menemismo, reutemannismo, macrismo, que sigue teniendo peso en las clases más bajas de la sociedad. Creo que hay que recuperar los ideales de la juventud peronista de los ´70, pero siempre desde una postura democrática, no más traidores o entreguistas como fueron los líderes Galimberti o Firmenich. Esa estructura verticalista de montoneros fue el fin del sueño de la patria socialista. Terminó siendo una estructura tan facha que se asimilaba a lo que decía combatir.

Johnny, me alegra que te haya gustado la foto que te envié vía facebook. Era el torito De Angeli, ¿no?

Saludos, cumpas.

Mauro