martes, 14 de junio de 2011

Nuestros maestros


Hoy se cumplen 83 años del natalicio de nuestro gran patriota, héroe revolucionario, Ernesto Guevara (nacido el 14 de junio de 1928 y asesinado en Bolivia el 9 de octubre de 1967). Fue, sin lugar a dudas, uno de los hombres más importantes en la lucha por la unión, la libertad y la igualdad en América Latina durante la segunda mitad del siglo veinte. Casualmente, el "Che" es de la misma generación de otra gran revolucionaria de nuestro tiempo, Hebe de Bonafini (nacida el 8 de diciembre de 1928), quien emergiera en la vida política argentina durante los años más oscuros de nuestra historia (el proceso genocida inaugurado en 1976). Desde su labor en la Fundación Madres de Plaza de Mayo (organismo de Derechos Humanos que está siendo fuertemente atacado por los representantes del mafioso y perverso Poder Económico y sus alcahuetes políticos de la oposición) Hebe continúa la misma tarea transformadora que llevó adelante este hacedor de la Revolución Cubana, y por esta razón es el blanco principal que tiene la derecha criolla, socia del Proceso de Destrucción Nacional.
En esta fecha también se recuerda el fallecimiento de Jorge Luis Borges, uno de los literatos más importantes y trascendentales del siglo pasado, no sólo aquí, sino alrededor del mundo. 25 años hace ya que murió este magnífico y genial escritor (24 de agosto de 1899- 14 de junio de 1986), quien podemos decir que fue a la literatura similar a lo que fue Guevara a la política. Se trata de dos grandes revolucionarios, quienes desde sus campos de creación y batalla, produjeron importantes cambios en la sociedad latinoamericana. Ambos son parte íntima de nuestra historia y representan la cultura e identidad de este subcontinente. Simbolizan la vanguardia en la literatura y en la política, generando una relación dialéctica, conflictiva, que nos enriquece constantemente, dando lugar a la reflexión y el debate para engendrar nuevos pensamientos.

Por Mauro Reynaldi