martes, 23 de diciembre de 2008

El arte de fogonear la democracia

De construir alternativas ni hablar, o mejor dicho, se parlotea demasiado pero en la realidad no hay nada, meros discursos agraviantes dirigidos al Gobierno que eligió la mayoría de la sociedad en las urnas en octubre de 2007.
Los incendiarios empresarios ruralistas sojeros que - no conformes con haber provocado desabastecimiento de alimentos y entorpecimiento del orden institucional durante cuatro meses de este año que termina para luego ganar en el Congreso, vía Cobos, el debate por la Resolución 125-, vuelven ahora otra vez a la carga, furiosos porque la Presidenta Cristina Fernández anunció que se reducirá el monto de las retenciones a frutas, verduras, maíz y trigo, pero la soja y el girasol continuarán igual. Desojizar la economía es la consigna del kirchnerismo, y a la vez el fin del gran negocio de los propietarios del agro.
Los campestres quieren volver al escenario principal con todo su arsenal, tras haber sido relegados por el desmedido protagonismo del vicepresidente Cleto y la anulación de las retenciones móviles; y también por el interminable desfile mediático de los dirigentes de la oposición, quienes se parecen más a participantes del Bailando por un sueño que a políticos profesionales.
Así es el estado de cosas. Los representantes de las clases acomodadas del campo parece que no darán nunca el brazo a torcer en sus reclamos (en realidad más que reclamos son extorsiones al Poder Ejecutivo de la Nación para que elimine las retenciones de una vez para siempre y el Gobierno de esa manera quede totalmente debilitado, sin consenso en la población). Por su parte, el matrimonio K busca por distintos medios resguardarse de la crisis internacional, quiere llegar bien parado al bicentenario de la patria, empero viene perdiendo legitimidad y aliados. El meollo de la cuestión es saber cómo saldrá del laberinto que le edificó el movimiento chacarero de la Pampa Húmeda. O sea, ¿tendrá algún margen de maniobra para negociar con los ruralistas y de esta forma sumar votos positivos? Y por el lado de la Mesa de Enlace, ¿convocarán la misma cantidad de gente o similar número que durante el conflicto por la 125? La saga viene larga, más que la de Harry Potter o la de las pesadillas de Freddy. El 2009 empezará con más calor que el que marque la sensación térmica y Papá Noel tendrá mucho trabajo esta navidad, siempre y cuando sus renos no se empachen con la soja.


Por Mauro Reynaldi.

4 comentarios:

Jordi dijo...

La patronal del campo ya sabemos que buscan "desgastar desde donde se pueda", por eso no hay que esperar ningún gesto patriótico de su parte.
Saludos

walter besuzzo dijo...

Feliz navidad
Dios se hace hombre y después obrero de la construccion

Al centro y adentro dijo...

Felicidades Walter, y a todos los blogueros

Carlos Gustavo dijo...

La democracia consiste en poner bajo control el poder político. Es esta su característica esencial. En una democracia no debería existir ningún poder no controlado. Ahora bien, sucede que la televisión se ha convertido en un poder político colosal, se podía decir que potencialmente, el más importante de todos, como si fuera Dios mismo quien habla. Y así será si continuamos consintiendo el abuso. Se ha convertido en un poder demasiado grande para la democracia. Ninguna democracia sobrevivirá si no pone fin al abuso de ese poder... Creo que un nuevo Hitler tendría, con la televisión, un poder infinito. Karl Popper 1996