jueves, 4 de diciembre de 2008

Un banquete para los partidarios de la mano dura

El enfrentamiento gremial en la ciudad de Rosario durante el día de ayer que dejó un muerto y dieciocho heridos, fue más agua para el molino de la derecha vernácula, que pide desesperadamente que se produzcan hechos de violencia entre los sectores populares para así poder aparecer como la salvadora, el héroe, de la sociedad civil. ¡Que los trabajadores se maten entre ellos! ¡Nosotros, los representantes de la civilización, venimos a restablecer el orden!
Lo sucedido demuestra una vez más que los "gordos" que manejan algunos sindicatos, aún piensan y actúan como si estuviéramos en la dictadura o en la década de la traición popular. De la libertad y la democracia sindical ni una palabra. La vida de los laburantes sigue sin valer nada, sólo se trata de ver quién la tiene más larga. Cuál lider sindical pesa más. El legado de Vandor.
Nuevamente triunfó la derecha, los adalides de la represión que pretenden imponer un régimen para unos pocos.
En el duelo entre sindicatos lecheros, la nata fue la gran diva. Otro retroceso en la lucha de la clase trabajadora por su reivindicación. Motivo de festejo para las Doña Rosa, Mirtha Legrand, Nelson Castro, es decir, toda la prensa cipaya.

Por Mauro Reynaldi

1 comentario:

gearoid dijo...

Y, pero quien prepara el caldo para que se lo tome la derecha? La pesada de los sindicatos. Y mientras el gobierno siga dilatando hasta lo indecible definirse en la discusión entre la CGT y la CTA, estos sucesos lamentables irán en crescendo. Y mientras no haya limites para que Moyano (uno de los pocos gremialistas que respeto de la CGT) o su hijo sigan en la pretensión de encuadrar a cualquiera que pase cerca de un camion estacionado, dentro de sus gremios, seguirán estos roces. Y los que pagarán el pato serán los trabajadores. todos.