martes, 16 de febrero de 2010

¿Qué país somos?


Argentina:

- es el país de la queja permanente, del malhumor cotidiano de quienes más tienen y más ganan.

- es el país donde el vicepresidente de la nación se opone a todo lo que hace el gobierno que él integra y ayudó a conformar.

- es el país subsidiario, tanto de la pobreza como de la riqueza. Se fomenta el asistencialismo en vez del pleno empleo.

- es el país de los cuidacoches y de los limpiavidrios. Es donde lo común es pedir limosnas en lugar de exigir empleo.

- es el país de la abrumadora sensación de inseguridad.

- es el país de las enfermedades: Dengue y Gripe Porcina para entretenernos durante todo el año.

- es el país que crece económicamente a grandes escalas por año, mientras que al mismo tiempo amplía la brecha entre ricos y pobres.

- es el país donde el gobierno nacional se la pasa todos los días peleando con un monopolio comunicacional como si de eso se tratara el destino final de la República, en lugar de dedicarse de lleno a resolver las urgencias de los pobladores que se encuentran en una situación límite de desamparo socioeconómico.

- es la patria mediática-sojera- financiera.

- es el país que inventó el peronismo para dejar conformes tanto a derecha como izquierda. Este es el centro, todos caben aquí. Más que el dulce de leche, es el peronismo la gran creación autóctona. Fenómeno único nuestro.

- es el país que cayó en la bancarrota gracias a una seguidilla de pésimos gobiernos: militares, radicales y peronistas.

- es el país que, obedeciendo el Plán Cóndor, mutiló una generación de ciudadanos y de esta manera se lanzó derecho hacia el abismo que terminó de coronarse en diciembre de 2001 vía corralito bancario.

- es el país donde el Gobierno así como tiene empresarios amigos y empresarios enemigos, también tiene trabajadores (desocupados) amigos y enemigos. Privilegia planes "trabajar" para unos y se los niega a los otros, aquellos que no son del "palo".

- es el país de la oposición hueca, sin ideas y sin liderazgos que estén a la altura del sistema democrático.

- es el país donde los jueces hacen lo que se les antoja, generalmente respondiendo a los intereses de los poderosos.

- es el país donde no se respetan las decisiones de la autoridad presidencial ni tampoco lo que aprueba mayoritariamente el Congreso.

- es el país donde siempre está "todo mal". ¿Qué raro que las cadenas corporativas que manejan la información y manipulan nuestras conciencias, aún no nos hayan comparado con Haití?

- es el país donde los oligopolios comerciales se la pasan aumentando los precios de los bienes de consumo popular como si aquí la mayoría de la ciudadanía cobrara sueldos como los que cobran los ciudadanos de los países del "primer mundo".

- es el país donde se confronta en demasía aunque los grandes debates sobre qué nación queremos ser no aparecen en escena.

- es el país que no cuestiona su carácter de agroexportador (por ende, dependiente de las naciones centrales del sistema capitalista) en vez de pensarse soberanamente como centro industrial, liderando la región junto a Brasil y Venezuela.

Argentina: país generoso con sus propietarios, con sus clases dominantes.

Por Mauro Reynaldi

5 comentarios:

sin dioses dijo...

Este pais es de derecha. Sume los votos del 2003 y se dará cuenta. Lo del kirchnerismo fue nuestra ilusión y lo sigue siendo. Pero si despues del 2001 Menem - Lopez Murphy obtiene casa un 50 por ciento hay que darse cuenta.

aimra dijo...

No creo que este país sea de derecha. Lo que rechaza mayoritariamente es el socialismo en sus variadas formas, aunque no el colectivismo de origen fascista y por ende, el estatismo.
Es un país estado-dependiente con una sociedad civil bastante anémica que se ve superada casi siempre por las figuras rutilantes de la política a las que les endosa todas sus aspiraciones hegemónicas, vengan de donde vengan.
En cuanto a los modelos, yo no considero que el kirchnerismo tenga un modelo, y mucho menos la oposición más encumbrada.
En suma, pienso que este país es tan solo otro país más, peleado a muerte con la noción del individuo como fuente de la sociedad, abrazado a viejos rencores sin sentido y lleno de vertientes políticas de autoritarismo floreciente...

sin dioses dijo...

Aimra vino derechito de la fundación libertad.

Al centro y adentro dijo...

Tal como lo dijo Néstor Kirchner: "salimos del infierno pero aún estamos en el purgatorio". Necesitamos grandes cambios pero sobretodo a nivel cultural. No puede ser que quienes más se han beneficiado en estos últimos seis años sean quienes quieren el fin de este gobierno, que fue el que mejoró notablemente la calidad de vida de estos sectores (las clases medias y altas). En cambio, las clases populares, los pobres, que siguen en estado crítico y deberían ocupar las calles todos los días para hacer valer sus derechos y salir de la pobreza, consiguiendo empleos dignos, son más tolerantes y están más pacientes.
Este gobierno tiene sus limitaciones que son claramente visibles, pero a su izquierda no se ha generado nada, ni parece que vaya a suceder. Esto es grave, porque los cambios estructurales, que nos hagan volver al estado de bienestar que supimos conseguir tras los primeros gobiernos peronistas a mediados del siglo pasado, necesitan de un movimiento fuerte, que muestre renovación a su interior y sea bien visualizado por la sociedad. El PJ impide estas transformaciones porque es parte del pasado, del pacto corporativo del neoliberalismo que vació a los partidos de ideas y programas. Los K saben que la única forma de construir una nueva cultura política en nuestro país es permitiendo el recambio. Ellos solos, Cristina y Néstor, nos sacaron del infierno pero para salir del purgatorio y volver al estado de bienestar deberán ceder su lugar, abrir espacios para las nuevas camadas como Sabbatella, Raimundi, entre otros. Con el PJ menemizado es imposible terminar con el neoliberalismo.

Saludos.

Mauro.

aimra dijo...

¿Por qué no pudo haber sido la fundación Atlas 1853 o la Hayek? O tal vez incluso la Naumann...
Mi posición ideológica es más bien simple: respeto por el individuo, estado eficiente y limitado (con posibilidad de desaparición si hay voluntad de las partes que lo componen) y federalismo a la Suiza. No tiene demasiados secretos...
Pero eso sí, en todo caso, no me niego a seguir aquí en el país de la derecha como vos lo describiste sin dioses.Y eso aún cuando la derecha y la izquierda siguen usando al Estado para subyugar...