lunes, 11 de octubre de 2010

CUENTOS CHINOS

La provincia de Río Negro en riesgo

El gobernador de la Provincia patagónica de Río Negro, Miguel Saiz, pretende firmar un convenio con China en el cual el país asiático invertiría cien millones de dólares destinados a infraestructura en riego. El objetivo es la siembra de alrededor de 200.000 hectáreas de soja. El viaje a China de la comitiva está previsto en pocos días, mientras las organizaciones sociales y ambientales rechazan la firma del convenio.

Argentina está viviendo el secuestro de tierras para la producción industrial de agrocombustibles y soja transgénica para forraje. Esto se agrava cuando se amplía la frontera agropecuaria y se producen los desmontes, las inundaciones, el desarraigo de los pobladores y los intoxicados por agrotóxicos.
Las transnacionales se instalan masivamente en los países del Sur ocupando millones de hectáreas de tierras con el fin de garantizarse el control de la producción agrícola a escala industrial para agrocombustibles y la producción de forrajes destinados al mercado internacional. Con este modelo los ciudadanos pierden el control sobre el manejo del agua y el manejo de la tierra.

Ante los anuncios oficiales de reproducir el modelo de los agronegocios en la Patagonia entramos en estado de alerta. Nos preocupa que nuestra provincia, Río Negro, renuncie a tener un modelo de desarrollo autónomo y de ahora en más deba depender, como nunca antes, de las decisiones de otros países, de corporaciones o del mercado
La intención de firmar un acuerdo con China involucra la inversión extranjera en infraestructura de riego de 200.000 hectáreas, decisión que implica la apropiación de territorio por parte de una nación (China) cuya política exterior denota que su necesidad de territorio no termina en 200.000 hectáreas.

Esta política que decide el perfil productivo en nuestro suelo está supeditada a las necesidades del país que realiza la inversión en infraestructura. No se vislumbra una vía alternativa frente a la extranjerización de las cadenas productivas. Es decir que, si necesita soja se hará soja por lo tanto nuestra soberanía alimentaria no está contemplada en los proyectos de políticas públicas.
No sólo el mercado decide qué es lo que produciremos, sino que lo decide China, actor poderoso y en expansión.
Si se realiza el viaje del Gobernador de Río Negro a China y se firma el acuerdo, este gobierno provincial nos dejaría un legado: entregar el uso del territorio a China y el gobierno del territorio dejarlo en manos de Monsanto. Esta situación deriva de una falta de análisis del escenario internacional o de un desinterés por las consecuencias de la toma de decisiones.

Y como si esto fuera poco


La soja sembrada en el país ocupa 20 millones de hectáreas en diez provincias y es comercializada por la empresa Monsanto, que vende las semillas y el agrotóxico Roundup. No hay manera de aplicar millones de litros de venenos y pretender que se lo puede hacer bien, expresan los vecinos en el litoral.
El Sr. Ministro de la Producción de Río Negro, en una audiencia en la cual le hicimos saber nuestro rechazo al plan sojero, nos preguntó por qué no protestábamos "por los peligrosos agroquímicos que se emplean en el Valle del Río Negro en los cultivos de manzanas", aseverando que son mucho más tóxicos que el Glifosato. Entonces, además, intimamos al gobierno provincial a garantizar la salud de la población del valle del Río Negro ante tan grave denuncia del ministro.
En estos momentos en la Patagonia el Agua, el Suelo, el Territorio, la Soberanía Alimentaria y las Futuras Generaciones están amenazadas por el saqueo y la contaminación. No bajaremos los brazos en defensa de nuestros Bienes Comunes, pues deseamos un futuro construido con saberes que aseguren el “buen vivir” de nuestra gente.

Contactos:
Asociación Ecologista Piuke

Sergio Vázquez 02944-15605062 barivazquez@yahoo.es
Alejandro Yannielllo 02944-15661465 ecopiuke@bariloche.com.ar

Fuente:www.renace.net