lunes, 24 de octubre de 2011

Vicky Cristina Barcelona

Como era de esperarse en la jornada electoral de ayer, Cristina Fernández de Kirchner renovó su mandato por cuatro años más al frente del Poder Ejecutivo Nacional. Como si se hubiese tratado de un mero trámite, la Presidenta superó ampliamente a sus rivales, quienes quedaron a casi 4o puntos de distancia. CFK obtuvo el 54 % de los sufragios, mientras Hermes Binner, su seguidor más "cercano", alcanzó el 16%, dejando atrás en el tercer lugar al "hijo no deseado de la democracia". Así, Ricardo Alfonsín sólo consiguió el 11% (un punto menos que en las primarias).
Cristina en las PASO había cosechado el 50, 2 % de los votos, mientras que en el 2007 su caudal había sido el 45%, doblegando a su compañero de la vida, Néstor Kirchner, que en el 2003 llegó a la presidencia con la magra cifra del 22%.
El 23 de octubre de 2011 quedará en la historia argentina como la fecha en la cual se ratificó el próspero rumbo de la nación. Triunfó el proyecto de un país más justo e igualitario. Este camino emprendido hace 8 años por el matrimonio Kirchner viene en sintonía con la época que vive gran parte de América Latina. El neoliberalismo ha perdido su hegemonía en la región, y los gobiernos surgidos en el nuevo milenio, cada uno con sus propias particularidades, están tratando de devolverle la alegría a sus pueblos. Por esto, Cristina volvió a ganar con amplitud, sin despeinarse. Gana, golea y gusta porque sabe interpelar a la sociedad argentina con propuestas superadoras y realizables, contrarrestando la presión que ejerce el establishment a través de los grandes medios de comunicación (léase Clarín, Perfil, La Nación).
La primera mandataria se lo tiene bien merecido, pues este masivo apoyo en las urnas no es producto del azar ni del viento de cola, sino de políticas activas que vienen mejorando la calidad de vida de la mayoría de los argentinos.
De la oposición, que dio lástima por donde se la mire, hablaremos en otro momento. Hoy es menester felicitar a Cristina que ganó en buena ley, haciendo brillar la democracia. El resto se lo dejamos a la cotorras mediáticas que por ahora sólo les queda ir a llorar a la Iglesia del periodismo "independiente".

Por Mauro Reynaldi

1 comentario:

ERA2011 dijo...

El domingo 23 quedó demostrado una vez más que tan importante como llegar es mantenerse. Lo segundo suele ser más difícil que lo primero, y Cristina Fernández de Kirchner lo logró; ¡batiendo récords!
Comienza una nueva etapa del desafío para esa mujer que cada vez supera su propia marca en los comicios; que cosecha la mayor diferencia de votos con el segundo en la Historia del país -más que segundo, el primero del pelotón de los últimos-, que resulta ser la primera mujer reelecta Presidente en el mundo… Comienza una nueva etapa del desafío para esa mujer, sin cheques en blanco pero con el guiño claro de un pueblo que le pide que siga por la misma senda… Comienza una nueva etapa del desafío para esa mujer y el mundo en crisis nos mira.