viernes, 12 de diciembre de 2008

¿Y el cambio donde está?

Hay cosas que tienen que suceder, y luego de 24 años era necesario un cambio de signo político en la Provincia de Santa Fe. El socialismo vernáculo era el voto cantado para la renovación y los "buenos tiempos". Pero lamentablemente, al pasar un año de gobierno de Binner, no hubo mejoras significativas en las políticas provinciales; y al querer justificar su gestión presionando fiscalmente a la clase media y baja con subas de impuestos y con más de un aumento en el agua y la luz (sin olvidar la autorización de aumentos a peajes, transportes interurbanos, etc) no podemos más que afirmar que el cambio fue estético.
Por supuesto que la nueva imagen es más limpida y coqueta pero está vacía de una transformación real que tienda a "empezar a pagar la deuda social" (tal como se anunciaba en la campaña) y el problema de este cambio cosmético es que la actual oposición (el PJ santafesino) se recauchuta con viejos dirigentes como Reutemann y no obliga a generar nuevos valores que sean una bocanada de aire fresco para la política santafesina. Porque con eso le alcanza, ya que la mejor justificación de la reaparición del Lole y los viejos caudillos es la pobre gestión socialista.
Igualmente seguiremos esperando un cambio positivo que no se limite sólo a modificar los colores del escudo provincial y a mejorar la calidad de las propagandas oficiales; porque cuando aparezcan los cambios reales comenzará la sana preocupación opositora en enriquecer las propuestas políticas y tratar de regenerar las caras de los candidatos. Parece que por ahora con el Lole alcanza y sobra.

Como regalo al gobernador por su año al frente de la Casa Gris va este video con el cuál inauguraba Hermes su mandato. Muy conmovedor... para recordarle lo que prometió a través de la espléndida voz de Quique Pesoa.

3 comentarios:

Brian dijo...

Che, qué mala onda. No entienden ustedes que la culpa de que todo eso no se haya hecho es del gobierno nacional. jajaja. Ah, ojo, que Hermes también culpó a los chaqueños que se fueron a vivir a Santa Fe por "oscurecer el proceso de desarrollo" de su provincia.

Un abrazo compañeros.

Brian dijo...

Ojo, me parece que ustedes ningunean una medida revolucionaria como el cambio de los colores del escudo.

Otro abrazo.

Al centro y adentro dijo...

Si Brian lo del cambio de colores en el escudo es revolucionario pero cuando uno ve el importe de la boleta de los impuestos que el gran Hermes ya los aumentó y liberó a las empresas a elevar el costo de los servicio para garantizar sus ganancias. Hay algo que es verdad, los "buenos tiempos" llegaron tal como lo decían en campaña: este año llovió muy poco.
Saludos