lunes, 11 de enero de 2010

Es la derecha, estúpido

La disputa entre el Gobierno y el presidente del Banco Central, Martín Redrado sobre el uso de las reservas para pagar la deuda con los acreedores extranjeros aparece como el gran acontecimiento del año. No importa si las medidas son más o menos progresistas, más o menos conservadoras. En realidad, se trata de un conflicto que era probable que se desatara, alcanza con que nos detengamos a ver bien la historia de los actores en pugna. El gobierno nacional dirigido por Cristina Fernández, desde su verba, intenta impulsar un modelo de país con crecimiento, desarrollo e inclusión social. En algunos casos lo logra y en otros se queda corto, le falta profundizar o elige aliados que van en contra de ese mismo proyecto. Esto último pasó con Julio Cobos primero, y ahora sucede con Redrado.
¿Qué podemos decir del banquero convertido recientemente en el nuevo héroe de la corporación mediática y de la oposición? El Golden boy vuelve a ser el niño mimado del establishment. Nunca dejó de serlo. Es uno de los resabios neoliberales que está cumpliendo funciones públicas en la administración K. Redrado es un engendro neoliberal. Alguien que siempre estuvo al servicio de los intereses de la banca extranjera. Todo un vendepatria.
Ahora, ¿por qué Néstor y Cristina han elegido para acompañar sus gestiones a hombres tan nefastos para el bienestar popular? Lo de Cobos y Redrado no es casualidad. Es propio de su naturaleza. Son dos políticos de derecha (bien rancia), que están muy lejos de los postulados progresistas, más bien, en sus antípodas.
Entonces, ¿no sería más congruente con el modelo de país que quieren llevar los Kirchner, que a cargo del Central estén economistas de la calidad de Aldo Ferrer o alguno de sus compañeros que integra el Plan Fenix, tal como está ocurriendo en el Banco Nación con la dirección de Mercedes Marcó del Pont, alguien que sí viene del progresismo?
Una vez más queda demostrado que no se pueden llevar a cabo grandes cambios para el beneficio de toda la República y por ende, de la felicidad del pueblo con personajes tan ligados a la restauración conservadora neoliberal.
Si se pretende ser progresista en serio, afectar los privilegios del poder económico, el hecho de estar acompañados por aquellos representantes de ese poder es lo más contradictorio y contraproducente. Tener como aliados a militantes de la derecha retrógrada como el titular del Banco Central, va directamente contra la gobernabilidad. Permite el atroz avance de ese sector que quiere volver al país para unos pocos, para solamente 10 millones de argentinos en vez de los 40 que somos. La sobrevaluación de la figura de Martín Redrado es un triunfo de la corporación mediática y de la reaccionaria oposición, a la vez que un error más del kirchnerismo por dejar que se le escape nuevamente la tortuga. Y quien favorece esta corrida mediático- financiera es nuestro compañero Solanas con todo su vedettismo.
Mensaje para el ex cineasta nac & pop. Pino: ¿hasta cuándo vas a estar del lado de la oligarquía? La derecha te quiere cada día más, por algo será, ¿no?

Por Mauro Reynaldi

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Che, recién ahora los Kirchner se enteraron que este era un neoliberal?
No lo defendió tanto Nestor en su tiempo, aun cuando lo habian denunciado por sobresueldos en la época de Menem?
johnny monsanto
saludos bolivarianos, Aguante Chávez!Formemos una legión extranjera para defender al Comandante de la Oligarquía venezolana.

silvia dijo...

che, no serà que por tenerlo al gayboy este hasta ahora se tuvo gobernabilidad?este no es un gobierno REVOLUCIONARIO, sino, hubiera declaradola deuda ilegal, hubiera nacionalizado la banca, etc, lo q hacen los k, es tratar de ir avanzando negociando con todos ..lo q pasa es q algunos q han tenido ganancias obscenas, no quieren largar la teta ....ni la impunidad

Anónimo dijo...

Muy bueno el post, me cague de la risa.
Pendorchito

Al centro y adentro dijo...

Totalmente de acuerdo con vos Silvia, lamentablemente nuestro amigo Johnny no lo ve así.
Gracias Pendorchito.
Johnny querido el pueblo sigue estando contigo.

Saludos cumpas.

Mauro